Saltar al contenido
Enviar Curriculum

CurrĂ­culum funcional

curriculum funcional

Encontrar el trabajo a se ha convertido en una ardua tarea. Las crisis económicas, los perfiles sobrecalificados, la alta competencia en el mercado, entre otros factores, hacen que los departamentos de recursos humanos tengan que manejar grandes volúmenes de solicitudes.

Por ello, resulta fundamental tener el mejor curriculum vitae destacando lo mejor de ti. Justamente, el formato de currículum funcional sirve a estos fines. Se trata de un tipo de CV que se enfoca en mostrar las virtudes, habilidades, destrezas y logros de la persona.

Además, el también llamado currículum temático, te permite omitir información como períodos en que hayas estado en paro o en trabajos fuera de tu línea profesional. Por lo cual, es ideal para quienes presenten capacidades y aptitudes de cara a un tipo de empleo, aunque no cuenten con un historial de experiencia continuo en el área.

Caracterísicas

La principal característica de este formato, es que organiza la información por temas o funciones.

En este sentido, en lugar de colocar un listado de todos los empleos que has tenido a lo largo del tiempo, la información se coloca según las destrezas que se hayan adquirido en una función específica.

Otra característica, es que te permite destacar los diferentes logros y habilidades de cara a un empleo en específico, dejando de lado información no relevante. Cosa que no sería tan fácil de hacer con otro tipo de formatos, debido a que quedarían “huecos” en la línea del tiempo.

Es decir, que es una estructura que coloca el foco en las aptitudes y habilidades de una persona, en vez de en la experiencia vivida a lo largo de los años. Por ello, es ideal para quienes recién empiezan una vida profesional pero cuentan con elementos que lo hacen destacar.

Estructura

Al igual que otros formatos, en este caso se requieren datos que son fundamentales para el entrevistador, tal es el caso de los datos personales, la formación académica, y las responsabilidades manejadas.

La particularidad reside en la información se coloca en torno a tus habilidades, por lo que es un formato más libre, que permite mayor creatividad y sello propio. A continuación, los elementos que se deben incorporar en un CV funcional:

Datos personales

Es imprescindible colocar datos como nombres y apellidos, correo electrónico, dirección, y teléfonos de contacto. Además, puedes colocar fecha de nacimiento, sexo, estado civil y edad.

Estos últimos, no siempre se requieren por lo que responde más a un criterio personal o cultural. Por ejemplo, hay países o regiones donde no se acostumbra colocar el sexo ni datos que indiquen la edad.

Como es un formato bastante libre, puedes colocar esta información tanto al inicio, como a un lado o al final del resumen. Depende de lo que quieras destacar, y del diseño que utilices.

Perfil profesional

En el currículum funcional no se colocará una lista con fechas de los trabajos realizados. Se plasmarán las responsabilidades, los cargos y funciones de esos trabajos. Asimismo, se recomienda realizar una pequeña descripción introductoria que muestre el perfil profesional que representas.

Esto resulta muy atractivo, dado que te permite proyectar tus habilidades hacia el perfil del trabajo que buscas.

Sector profesional

Si en el apartado anterior se trata de destacar tu posición o cargo y las funciones que has asumido, en este apartado la intención es mostrar los sectores y empresas en las que has trabajado. Por lo cual, no se incluye ni el puesto, ni el tiempo, ni las responsabilidades.

Formación académica

En este caso, es tentador colocar la formación académica según se fue realizando; es decir, cronológicamente. Sin embargo, la recomendación es ser consecuente con el formato que se utiliza.

Para ello, se recomienda colocar directamente los títulos y certificados obtenidos en orden de importancia según el trabajo que se va a solicitar. Puedes incluir cursos on-line certificados.

También, es recomendable excluir información que no sea relevante para el tipo de trabajo al cual se aplica.

Logros y habilidades

Esta es una oportunidad para lucirte. Aquí puedes incluir conocimientos y destrezas que no hayan sido adquiridas por medio de la formación académica, o cursos ni a través de la experiencia profesional. Aunque, también pueden ser incluidas.

La idea, es mostrar de la forma más eficiente posible aquello en lo que eres realmente bueno y que representa una ventaja competitiva frente al resto. También, es el espacio ideal para colocar logros que no se haya podido evidenciar en otros apartados.

Idiomas

La importancia de los idiomas es creciente en el mundo interconectado actual. Por ello, la recomendación es que si manejas con destreza al menos un idioma a parte del nativo, lo coloques explícitamente en este apartado. También, es bueno colocar el nivel con el cual se domina el o los idiomas.

Por otro lado, si tienes conocimientos básicos de uno o más idiomas, no temas en decirlo. Puedes colocarlo dentro del apartado de “logros y habilidades” o bien, plasmarlo de forma separada en este apartado.

Conocimiento en informática

Es muy importante colocar los software y programas que controles y el nivel en el cual lo haces. Aún cuando tu perfil profesional incluya tácitamente el manejo de ciertos programas, es necesario colocarlos en un apartado diferente. Esto será de gran ayuda para el entrevistador y resaltará de forma muy resumida tus habilidades en esta área.

Por otro lado, si tu carrera o ejercicio no implica la necesidad de destrezas informáticas, puedes colocar información sobre el manejo de programas básicos -como office- en el apartado de “logros y habilidades”.

Puntos de interés

En este apartado, se suelen colocar elementos como los intereses personales, los objetivos que has alcanzado, tus gustos personales, aspiraciones profesionales, disponibilidad horaria, etcétera. Vamos, que es para colocar información que consideres importante para el empleador, y que pueda dar frescura al CV.

Foto

La fotografía suele estar en la mitad superior del documento, bien sea en una de las esquinas o a uno de los lados. Al igual que con algunos de los datos personales, incluir una fotografía responde sobre todo a criterios culturales y personales.

Si vas a incluirla en tu currículum, es realmente importante que sea una imagen donde aparezcas profesional y presentable. Anteriormente, se utilizaba mucho la típica fotografía de estudio mirando al frente, con caras muy forzadas.

Afortunadamente, estos tiempos pasaron, haz una foto donde se demuestre tu carácter en el marco de una relación profesional.

Consejos para hacer un currículum funcional

Como se ha visto, el CV funcional o temático, permite mostrar lo mejor de ti y de una manera altamente personalizada. La creatividad y sagacidad para venderte serán de gran ayuda al construir tu resumen desde este formato. Para que logres mejores resultados, se recomienda:

  • Conocer el destino del CV: es muy importante que el documento se realice sabiendo hacia dónde va dirigido. Si es mucho trabajo hacer modificaciones para cada empresa, sí que es bueno delimitar por sectores. Esto hará que seas asertivo con la información y tengas más oportunidades.

 

  • Define la información necesaria: es bueno que el CV no esté recargado ni saturado de información. La regla es la mínima información necesaria para describirte de forma atractiva. Un documento muy largo será tedioso de leer y posiblemente descartado.

 

  • Siempre la verdad: es muy importante que seas honesto con cada elemento que colocas. Desde el manejo de idiomas y programas, hasta los cargos ocupados, logros y otra información. Mentir en un CV es una práctica muy mal vista por los reclutadores.

 

  • Ortografía impecable: parece obvio, pero son muchos los curricula que se presentan con errores ortográficos, gramaticales y sintácticos. Para evitarlos, revisa varias veces el documento y solicita ayuda a algún familiar o amigo con buena ortografía.

Ventajas y desventajas

Este formato es flexible y permite resaltar lo mejor de ti, pero para ser justos es necesario ver los pros y contras que representa utilizar el CV funcional.

Ventajas

  • Es flexible, personalizable y destaca las habilidades.
  • Es ideal para quienes cuentan con interrupciones, cambios frecuentes de trabajo, o trabajos fuera del área profesional.
  • También, es un excelente formato para quienes están empezado en el mercado profesional y necesitan mostrar sus competencias ante los empleadores.
  • Se puede adaptar mejor el perfil de la persona de cara a una oferta de trabajo comparado con otros formatos más rígidos.
  • Permite incorporar información no tradicional que ayude a pulir el perfil que se quiere mostrar.

 

Desventajas

  • Es un formato al cual muchos departamentos de captación de personal no están acostumbrados, por lo cual puede ser descartado al no comprender de forma inmediata la información expresada.
  • Al no colocar las fechas en las que se ha trabajado, puede resultar desventajoso en puestos donde se valore este tipo de información.
  • Es limitativo respecto a la descripción del cargo y las responsabilidades, lo cual es uno de los elementos al cual las empresas suelen prestar atención.
  • La información está fragmentada. No se presenta una relación directa entre el puesto que se ocupó y la empresa en la que se trabajó.

¿Cuándo conviene user el currículum funcional? 

Como se evidencia, el currículum funcional puede ser bien una excelente forma de presentar tu perfil profesional, aunque puede tener algunos inconvenientes. Por ello, se recomienda usar este formato en los casos donde la persona esté apenas iniciándose en el mundo profesional; por ejemplo, si recién terminaron los estudios.

También, beneficia mucho a quienes han tenido una experiencia considerable, pero han estado en paro por períodos considerables y reiterados.

Por último, resulta positivo utilizar este versátil formato por quienes hayan cambiado de un empleo a otro en poco tiempo o, si el cambio de empleo también implicaba un cambio de sector.

PLANTILLAS DE CURRICULUM FUNCIONAL

 

Ver más tipos de currículums