Saltar al contenido
Enviar Curriculum

ERE temporal en Nissan para 3.000 personas

Empleo Nissan Empleados Tecnicos

La firma de automóviles Nissan ha acudido recientemente a la aplicación de un ERTE en 3000 trabajadores (Expediente de Reducción Temporal de Empleo) como medida de prevención y contención del Covid-19, argumentando motivos de fuerza mayor y en apego al Real Decreto de Alarma en el país, según nota de prensa de la firma.

Su fábrica en Zona Franca en Cataluña ha suspendido operaciones hasta nuevo aviso y se mantienen las conversaciones con los sindicatos para llegar a un acuerdo de remuneración que satisfaga ambas partes.

Nissan es la primera empresa del sector de automóviles en aplicar un ERTE. Las consecuencias para sus trabajadores y para la misma economía de la Zona Franca son negativas.

En este sentido, la paralización de la fábrica en Zona Franca afecta unos 3 mil trabajadores. Parte de la plantilla de empleados ha sido enviado a casa con teletrabrajo (mejores empresas para teletrabajo). Quedan fuera del ERTE las I+D que representan unas 490 personas. Siguen activas las de Montcada i Reixac.

Reacción de los sindicatos

Este expediente que ha aplicado Nissan ha sido elaborado sin un acuerdo previo con los representantes sindicales de los trabajadores de la empresa. Las condiciones expresadas en este expediente disminuyen considerablemente los ingresos de los trabajadores.

Esto ha motivado a la parte sindical a introducir ante la Generalitat alegaciones para mejorar los términos económicos de remuneraciones durante este período especial.

Las alegaciones tienen como objetivo garantizar las condiciones económicas para los trabajadores y flexibilizar las medidas ya que las propuestas de la empresa desconocen beneficios y son muy inferiores a los sueldos que normalmente perciben.

Asimismo, se tiene previsto seguir las negociaciones la próxima semana en espera de nuevas decisiones que sean tomadas por el Consejo de Ministros.

Condiciones de Nissan                         

La empresa antes de la aparición del Covid-19 ya presentaba problemas de producción, registrando una operatividad menor al 30%. Esta situación había llevado a una reducción de personal y el despido de unos 600 trabajadores.

Nissan argumenta que, además de las condiciones excepcionales que la pandemia representa, enfrenta problemas de suministros para una mayor operatividad en su producción.