Saltar al contenido
Enviar Curriculum

Contrato en prácticas: ¿Qué debes saber?

Contrato Practicas Informacion
Uno de los contratos laborales que están avalados y son regulados por parte del Servicio Público de Empleo Estatal o SEPE es el que conocemos como contrato en prácticas, que aplica para los trabajadores que han realizado estudios que les permita ingresar a alguna compañía y desempeñarse en un área específica para la cual se han capacitado.

Tabla de Contenidos

Contrato en prácticas: ¿de qué va esto?

El contrato en prácticas se refiere a un acuerdo profesional entre un trabajador y una empresa, a fin de que el empleado aplique sus conocimientos, se forme y se desarrolle en un puesto para el cual se ha capacitado previamente.

Este tipo de contrato está dirigido específicamente para los profesionales que acaban de culminar un proceso de formación, para garantizarles así que su práctica laboral esté acorde con el nivel de estudios que han alcanzado.

¿Cómo es un contrato en prácticas?

El contrato en prácticas se caracteriza principalmente por ser un documento que se formaliza por escrito, en el que se especifican algunos datos como el puesto de trabajo, el tiempo de vigencia del contrato, el nivel de titulación del profesional, la jornada laboral en la que desempeñará, el lugar donde trabajará, así como el pago que recibirá por ello.

Después de que se ha realizado el contrato por escrito, las compañías deben informarlo directamente al SEPE en un período que no supere los diez días.

Este contrato tiene un tiempo de duración de dos meses para los titulados en grados superiores, así como aquellos que cuentan con un certificado de profesionalidad en grado 3. En el caso de los que tienen esta certificación en nivel 1 y 2 o grado medio, su contrato es de un mes.

Después de cumplir con el respectivo contrato, el trabajador recibe su respectivo certificado de prácticas por parte de la empresa, en el que se especifica el puesto desempeñado, el tiempo del contrato y las funciones ejercidas.

¿Qué tanto tiempo puede un trabajador estar en un contrato de prácticas?

El tiempo de duración de este tipo de contratos es de 2 años como máximo y meses como mínimo, los cuales son prorrogables hasta dos veces, siempre que no sean menores al tiempo del contrato inicial, cuando se menor a dos años.

En caso de que se presente un tiempo de baja, dicho contrato de prácticas queda en stand by o suspenso, impidiendo el cómputo de dicho documento. Cuando se finaliza, si el trabajador sigue prestando servicios en la empresa, la prórroga se hace de manera automática.

¿Quién es la persona apta para cumplir un contrato en prácticas?

Los trabajadores que tienen opción a un contrato en prácticas son aquellos que cumplen con unos requisitos específicos como:

Los que cuentan con un título de formación profesional en grado superior o medio, un título universitario o un certificado de profesionalidad. El tiempo de obtención de estos títulos no debe superar los 5 años y en el caso de personas con alguna discapacidad este período es de 7 años.

Siempre que se trate de la misma titulación, los trabajadores que no cuentan con un contrato laboral dentro de la misma empresa por un período superior a los dos años.

Todos los trabajadores que opten por este tipo de contratación deben entregar a la compañía la respectiva fotocopia del título académico obtenido, en función de formalizar dicho documento.

Obligaciones de las empresas que ofrecen contratos laborales de prácticas

Todas las empresas que ofrecen un contrato laboral de prácticas están en la obligación de ofertar un puesto de trabajo de acuerdo con el nivel de estudios de la persona para que se desarrolle en su ámbito profesional, por lo que las funciones a desempeñar también deben estar acordes a su titulación.

A cambio la empresa obtiene beneficios fiscales como :

  • Disminución del 50% del pago por Seguridad Social del empleado con discapacidad cuando es menor a 30 años.
  • Bono estimado del 100% en el pago de Seguridad Social, siempre que el trabajador sea parte del “Sistema Nacional de Garantía Juvenil”.
  • Reducción de un 75% cuando se contrata a un trabajador que está en prácticas no laborales a la hora de la contratación.

Los contratos por prácticas pueden extinguirse por cualquiera de las partes, con el respectivo preavisado de al menos 15 días cuando el contrato es mayor a un año.

En caso de que ya haya pasado un año y el contrato se extinga, el trabajador tiene el derecho a recibir una indemnización equivalente al salario correspondiente a los días que cumplió con el contrato. Si éste no hace el preavisado, la compañía puede hacerle el descuento de los 15 días en su sueldo.

Cuando el trabajador culmina el contrato en prácticas por dos años e ingresa a la empresa como empleado, su modelo de contratación cambiará a un contrato ordinario, cuyo tiempo es indefinido.

¿Cuál es el pago que se ofrece por los contratos en prácticas?

El pago o retribución que se hace a un trabajador durante un contrato en prácticas se fija de acuerdo con los convenios colectivos establecidos para esta modalidad. Por tanto, no debe ser menor al 60% del  salario que se proporciona a otra persona que desempeñe el mismo cargo. Esto es durante el primer año y a partir de ahí el porcentaje es establece en el 75%.

Cuando la jornada del contrato en prácticas se fija a tiempo parcial, el pago del salario se reduce de acuerdo con las horas de trabajo que éste incluye. Por supuesto, el pago de un trabajador que esté en prácticas no debe ser menor al Mínimo Interprofesional.

Bonificaciones por contrato laboral en prácticas: un beneficio para las empresas

El principal beneficio que obtienen las compañías que realizan contratos laborales en prácticas es que los costes en la contratación de los trabajadores se reducen de la siguiente manera:

  • Cuando el contrato en prácticas es establecido por la empresa como indefinido, puede recibir una bonificación equivalente a unos 500 euros por año, durante unos tres años si se trata de hombres, así como de 700 euros si se trata de mujeres.